Acerca de las imágenes...

Por falta de originalidad, tiempo, etc tomo prestadas algunas de las fotos de mi blog. Para acceder a la página del autor de las mismas solo hay que hacer click sobre ellas.

viernes, 8 de enero de 2010

Mañana, hoy, será... a destiempo.

A veces pienso y llego a conclusiones distintas a las que estoy acostumbrada. A veces estoy cansada de pisar los caminos que recorren los pies ajenos. Los pétalos de las flores ya pisoteadas que, normalmente, me producen una mezcla entre compasión, empatía y entendimiento, hoy no dejan de producirme desasosiego. Me pregunto si todo este torbellino tiene sentido o si acaso he roto, perdido o descolorido mis pupilas al mirar alrededor. Normalmente me pondría una gota de fresa en la punta de la nariz y sonreiría. "Todo está bien". Normalmente imaginaría que mis pies son igual o más torpes que aquellos que cruzaron la senda antes que yo. Esos desperfectos podrían haber sido míos. Más míos que nadie. Probablemente yo lo habría hecho peor. Normalmente pensaría en mariposas mientras me "arrepollino" en el sillón.

Hoy, ni siquiera soy capaz de discernir entre un tropiezo y un empujón. Tengo el objetivo desenfocado, iracundo, empañado. Siento tus dedos en mi motor, tan profundos. Siento como se mueven, impertinentes. Los observo con incredulidad. No, esto no está ocurriendo. Podrían ser mis propios extremos en un cuerpo ajeno. ¿Podrían ser?.

Nubes negras revolotean caprichosas sobre mi corona. Hoy no me siento yo. Hoy no dejo de fruncir el ceño, preguntándome una y otra vez mis motivos. Será el sol que me molesta. Será la brisa que me despeina. Será... será... Será que soy tan inoportuna, tan imperfecta.

Vuelvo la vista atrás buscando bucles en mis líneas. Vuelvo la vista atrás y no dejo de ver más que una vida plana con pocos jarros de agua fría, escasas subidas de tono y un camino que se pierde entre la niebla. Será por falta de vitaminas, será, por lo que mi memoria no recuerda.





Mañana, hoy, será otro día. Mañana, hoy, volverán mi luna, mi sol y mis estrellas.


3 comentarios:

êdetre dijo...

¡En la imperfección está el encanto!

PD: Si te sirve de algo, todos tenemos días extraños.

Un saludo.

Dara Scully dijo...

Pues ale, a tomarse un vaso de leche calentita (que eso es fantástico para la memoria de pez, verás como la transforma en elefante) y a la camita.


(un miau
con zapatos azules)

Diego Jurado Lara dijo...

A veces, pero el desasosiego está siempre, y a veces nos miramos, nos sonreimos y decimos..., y seguimos, pero estamos, y somos como somos, y quizá por eso.
Un beso. Me gustó mucho esta entrada.