Acerca de las imágenes...

Por falta de originalidad, tiempo, etc tomo prestadas algunas de las fotos de mi blog. Para acceder a la página del autor de las mismas solo hay que hacer click sobre ellas.

jueves, 8 de enero de 2009

y soñar que sueñas...

A veces el simple hecho de soñar nos proporciona una de cal y una de arena.

Yo, por ejemplo, suelo imaginar que conduzco ese Porsche modelo antiguo que vi en una serie de televisión y que conseguí el bolso que quería en las rebajas. También me imagino consiguiendo mis objetivos uno a uno (o todos de golpe), viviendo en una casa enorme, con un jardín más grande aún. Me imagino con un cerdo vietnamita, una cabra enana, un par de perros y, por supuesto, cobayas. También veo que en mi jardín hay un estanque con tortugas y patos. Por supuesto no me imagino limpiando ¡ja,ja! Como no podía ser menos, tengo una pareja que me hace enloquecer a cada instante, y que, aunque llevemos mil años juntos, no nos aburrimos el uno del otro. Soy toda suya y él es todo mío, pero sin agobiarnos, rodeados de buenos amigos. Y puede que incluso en mi sueño llegue a ver dos niños monísimos, que no gritan y no son caprichosos. Obviamente, soy una mujer que ha visto mundo y más que verá! Iré a todos los rincones del mundo, pues tendré tiempo, dinero y ganas.

Pero ¿al final qué?

Imagina ahora que han pasado 20 años. Nunca conseguí el bolso, ni el Porsche. Conduzco un coche de tercera mano super contaminante y vivo en un piso compartido. Mi única mascota es un hamster que no hace más que dormir. No amo a mi pareja quien, además, me engaña. Ni siquiera puedo contar con mis amigos. Estudié una carrera difícil para conseguir un trabajo de mierda. Encima, la lámpara de mi mesa de noche tiene la bombilla fundida, así que hasta que no supere mi vagancia y compre una nueva me quedaré sin cuento de buenas noches. No he visto mundo mas allá del que vi en mi adolescencia y no tengo tiempo, ni dinero para verlo. Las ganas nunca se pierden.

Sí, soñar está muy bien. Hay que aspirar muy alto aunque no logres tus objetivos, siempre conseguirás más que aspirando a menos.

¿Pero hasta qué punto es sano? ¿Son reales las sensaciones que he soñado en mi mente? ¿A caso nuestras fantasías no son capaces de llevarnos a futuras frustraciones?

No esoy pidiendo ánimos para seguir soñando, porque yo solita me basto. De momento tengo edad, tiempo y libertad para pensar en lo que quiero ser de mayor y eso me hace muy feliz. Supongo que al fin y al cabo la vida se compone de decisiones que van a hacer que sigas una trayectoria u otra. Sé que la actitud es importante y que nadie puede darte una respuesta, ni indicarte el camino por el cual alcanzarías el máximo de felicidad.



Todo se basa en elegir, y esa asignatura la tengo suspensa.


(para ver de dónde saqué las imágenes hay que pinchar sobre ellas)

4 comentarios:

nsK dijo...

Espero que tengas ganas de leer, pequeña bolsa escrotal.

Podría decirse que nuestra vida se basa en elegir, sí, pero haciéndolo nosotros. Está claro que muchas personas nos van a influenciar, lo cual no es malo. Lo malo es cuando la influencia se vuelve anulación. Muchas personas que nos quieren acaban anulándonos completamente a pesar de sus buenas intenciones. Si nos importan, nos tomaremos la molestia de intentar hacerles entender cómo pensamos, lo que queremos, lo que necesitamos para estar bien... Pero existe también el riesgo de que no lleguen a comprenderlo, y en ese caso ―el peor de los casos― debemos estar dispuestos a decepcionarles y seguir nuestro camino.
No se te ocurra pensar que soñar no es sano. Si no tienes sueños, si no hay nada que desees lograr, ¿qué motivo podría haber para seguir viviendo? Es bueno que te preocupes por cuidar tu salud mental, pero eso no puede hacerse con una simple actitud. Las actitudes, las creencias, las visiones de la vida nos ayudan, sí. Pero si no actúas en consecuencia, si no dejas salir todo eso y luchas en base a ello por tu bienestar (que tal vez esté ligado al de otras personas)... será imposible que tu visión de la vida te siga ayudando. Tarde o temprano se volverá en tu contra en forma de, como bien has dicho, frustración. Y la frustración suele terminar causando problemas tanto psíquicos como físicos.
Sueña, sí, pero también actúa.

EXTRAVIOS DE LA CONCIENCIA dijo...

Me emociona ver compartido el pensamiento de todo aquello en lo que creo en otra persona, reflejado en hermosa prosa la muestra de la realidad y la verdadera felicidad.
Sin duda comparto tu punto de vista y creo firmemente en la riqueza del espíritu sin engaños, el Budismo nos enseña el camino para la anulación del deseo, la filosofía la realidad, las preguntas y nuestras verdaderas necesidades.
Tomémonos a nosotros mismos como un imán y lo que deseamos, como metales, nuestro campo de atracción y tamaño nos hace influir sobre cierto metales, pero intentar atrae un metal superior en el triple a lo que nosotros somos como imán, lo que hará es hacernos sufrir y finalmente tal vez, confundirlo con otro imán y ser atraídos por el, en consecuencia vivir, para una sola cosa material, olvidando la vida, el amor, la amistad pequeños metales al alcance de cualquiera y que nos llenan como personas.
Me gustaría amiga mía citarte a la lectura de dos maravillosas obras que apoyan tu razón y pensamiento de forma genial;
En primer lugar el libro de Erich Fromm “del tener al ser” y después “la ciudad y sus desafíos” de Luis Rojas Marcos.

“las cosas pueden producir todo lo posible pero no pueden amar, ni a un ser humano ni la vida.” Erich Fromm
“Para quien se orienta al tener, el futuro es la anticipación de lo que será pasado”. “Erich Fromm”

Sin más, un fuerte abrazo y que siga así, este trocito de mundo que representas.

My imperfect world dijo...

Hola, me ha gustado mucho tu blog e intentaré leer tus bellas palabras cada vez que pueda.

Un beso.

- dijo...

joder, que sueños mas crueles que tienes, para contigo misma.

Es probable que te pases el resto de tu vida sintiendote como una puta mierda con semejantes aspiraciones.

Jamás mis sueños se pareceran a los tuyos.