Acerca de las imágenes...

Por falta de originalidad, tiempo, etc tomo prestadas algunas de las fotos de mi blog. Para acceder a la página del autor de las mismas solo hay que hacer click sobre ellas.

domingo, 14 de marzo de 2010

Las musas de Amelia

Amelia buscaba y rebuscaba entre sus recuerdos, tratando de encontrar una musa para sus reflexiones. Escondía sus complejos tras unas mejillas rosadas y un vaso con un líquido transparente.

Se camuflaba tras una foto donde no se veía nada. Regalaba al mundo tres o cuatro frases y poco más. Se podía vislumbrar una personalidad con miedo a una soledad ausente, que se defendía diciendo: "No se puede ser tan fácil. No mientras se pueda evitar". Creía contribuir al desarrollo de la imaginación mundial.

Piedra, que no hielo. Piedra rota por el tiempo.

Recordaba con vergüenza aquellas noches de destierro. Esas noches sin casa propia, de collares rotos y alcohol ajeno. Recordaba, no sin turbarse, que estaba tan cachonda que se le escapó un "te quiero".

No encontró musa aquella noche. Noche clara de luna redonda. Noche pasada por aguardiente.

4 comentarios:

Diego Jurado Lara dijo...

¡Qué pasada! Me encanta como escribes. Ese descarnamiento y esas imágenes. Todo un regalo, María.
Un beso

êdetre dijo...

Me gusta mucho como retratas los momentos, los sentimientos...

Un saludo.

Miss Poulain dijo...

Es fascinante la forma que tienes de escribir, tan personal.

Un besazo

viejos miedos dijo...

y en realidad amelia seguramente tenga a muchas muchas esperando ser escogidas.


a mi se me escapa un beso:)